Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

Estimula a la persona a ir más allá de sus propias limitaciones y a alcanzar sus metas.

Transmite valores como la perseverancia, el autocontrol y la responsabilidad.

Combina disciplina, coordinación, agilidad y habilidad mental.


El Karate es una de las artes marciales más antiguas. Su origen se remonta a la isla de Okinawa, en Japón, y el significado literal de la palabra 'Karate' es 'el camino de la mano vacía', ya que sus practicantes no utilizan armas para la lucha, tan solo sus propias manos y pies.

Las técnicas de este arte marcial se basan en la gran tradición filosófica y espiritual del Bushido, que busca la armonía espiritual y física, mediante un entrenamiento muy riguroso.

Además, al contrario de lo que la mayoría de las personas piensa, el Karate no es un entrenamiento competitivo ni agresivo, pues en realidad lo que busca es la superación personal, y estimula a la persona a ir más allá de sus propias limitaciones y a alcanzar sus metas.

Por supuesto, también es un método de defensa personal, puesto que desarrolla los reflejos, la flexibilidad y las habilidades físicas, ayudando a combatir los malos hábitos y la obesidad.

Sin duda, las descritas son razones más que suficientes para motivar a los niños a aprender este deporte, aunque el Karate reporta muchos otros beneficios para el desarrollo infantil.

 

El karate mejora la coordinación y enseña a los niños a respetar a los demás

Además de lo útil que puede ser como método de defensa personal, el kárate es uno de los deportes más completos física y mentalmente a los que puedes apuntar a tus hijos. Los niños y las niñas se divierten mientras aprenden disciplina, tolerancia y respeto y fomentan su desarrollo óseo y muscular.

Beneficios del kárate para los niños

Niño hace Kárate

Al igual que en la práctica de otros deportes, no se debe abusar y dedicar excesivo tiempo al karate, el niño o la niña tiene que hacer otras actividades, jugarhacer los deberes, estar en familia o, simplemente, descansar y no hacer nada. Por ello, se recomienda que se acuda a clases de karate entre dos y tres veces por semana, con una duración de entre una y dos horas por sesión.

Razones para practicar kárate desde la infancia

Kárate para niños

El kárate es una de las artes marciales más antigua, cuyo origen se remonta a la isla de Okinawa. La palabra kárate significa, literalmente, camino de las manos vacías, ya que sus practicantes no utilizan armas para la lucha, tan solo sus propias manos y pies.

 Sus técnicas se basan en la gran tradición filosófica y espiritual del Bushido, que busca la armonía espiritual y física, mediante un entrenamiento muy riguroso. Sin embargo, también incluye principios del budismo zen y del sintoísmo.De hecho, se trata de un entrenamiento muy completo porque demanda mucha disciplina, coordinación, agilidad y habilidad mental.

Además, al contrario de lo que la mayoría de las personas piensa, el kárate no es un entrenamiento competitivo ni agresivo pues en realidad lo que busca es la superación personal, estimula a la persona a ir más allá de sus propias limitaciones y alcanzar sus metas. Por supuesto, también es un método de defensa personal, desarrolla los reflejos, la flexibilidad y las habilidades físicas, ayudando a combatir los malos hábitos y la obesidad.